8 formas de obtener descuentos en farmacias bonaerenses

descuentos en farmacias, farmacias

Siempre se dice que la salud es lo primero, y es una gran verdad. Sin embargo, también es cierto que lo segundo más importante es el dinero, y por algo es que se dice.

La salud es cara en todo el mundo, y si uno está enfermo y no tiene dinero, puede llegar a pasarlo muy mal. Por eso, tener beneficios y descuentos en farmacias puede ser de gran ayuda si el salario mínimo no llega a cubrir todos los gastos que surgen en el mes.

Por suerte, hay farmacias en Capital Federal que ofrecen descuentos de todo tipo, por lo que muy pocas veces se termina pagando el precio de lista. Solo hay que buscar un poco más para encontrar el precio más conveniente, y así tener una buena salud no solo para ti, sino también para tu bolsillo.

Antes de comenzar con las formas de obtener descuentos en farmacias, algunos simples consejos: el primero, no te quedes con el precio que te dan. En los sitios más poblados de Buenos Aires hay varias farmacias por manzana, así que no cuesta nada preguntar al lado. Lo segundo, con la salud no se juega. Es decir, no te arriesgues a pagar demasiado barato un medicamento que realmente necesitas. A veces, como se dice, lo barato sale caro.

Por último, no dejes pasar el tiempo. En Argentina la inflación es una cuestión recurrente. Por eso, si necesitas muchos medicamentos quizás lo mejor sea tener un stock para evitar futuras subidas de precio. La salud también es una buena inversión.

Ahora sí veamos algunas formas de obtener descuentos en las farmacias de Capital Federal.

Aprovecha las promociones y descuentos

En las grandes cadenas farmacéuticas de Capital Federal suelen ofrecer promos y descuentos a todo momento. Sólo hay que estar bien atento y no dejar pasar la ocasión.

En general, hay 2×1 en medicamentos baratos y usuales, como ibuprofeno, pero no en los medicamentos más caros. De todos modos vale la pena prestar atención y aprovechar las ofertas. Quizás necesites alguna crema para la piel, o preservativos, o paracetamol… lo que fuera, siempre es mejor si llevas dos al precio de uno.

Recurre a los medicamentos genéricos

En Buenos Aires también hay muchas cadenas farmacéuticas especializadas en remedios genéricos. Como seguramente ya sabes, los remedios genéricos son medicamentos exactamente iguales a los de marca pero bastante más baratos. No les tengas miedo. Están certificados y los componentes son los mismos.

Por eso, siempre ocúpate de preguntar en estas farmacias de Capital Federal cuánto cuesta ese remedio tan caro. Seguramente te llevarás una sorpresa.

Visita las farmacias más pequeñas

Las llamadas “farmacias de barrio” suele ser más baratas que las grandes cadenas, y además la atención es personalizada. Si por ejemplo le preguntas al farmacéutico qué puedes tomar para una gripe u otra enfermedad leve, no dudará en recomendarte un remedio barato y efectivo.

Haz la prueba: pregunta el precio en una cadena y luego en una farmacia pequeña. Las diferencias a veces llegan al 50% aunque los negocios estén a metros de distancia. Increíble pero real.

Pregunta por los descuentos para tu Obra Social

Las Obras Sociales casi siempre tienen algún descuento en los principales medicamentos. Es una buena idea sacarles el máximo provecho. Quizás tengas que viajar un poco más, a alguna farmacia un tanto alejada, pero si el descuento es grande bien vale el esfuerzo.

Siempre consulta con la cartilla de tu Obra Social antes de lanzarte a comprar un remedio caro. Y no dudes en llamar a tu Obra Social si tienes alguna duda o queja.

La salud brindada por los sindicatos a veces es defectuosa y la atención no es la mejor, pero también es cierto que funciona si uno insiste y no se deja pasar por encima. Después de todo, estás pagando todos los meses por esta cobertura.

Averigua si tu prepaga te brinda descuentos en farmacias

En general, el servicio de salud privada ofrece grandes beneficios para sus afiliados. Esta es la razón principal por la cual la mitad de los argentinos tiene medicina prepaga.

Los descuentos pueden ser realmente importantes, y amortizan en gran parte la cuota mensual de la prepaga, que suele ser costosa. Así que si tienes una prepaga, sólo es cuestión de consultar la cartilla y hacerte de las ofertas o rebajas más convenientes para tu bolsillo.

No dejes pasar los descuentos especiales

Las cadenas farmacéuticas tienen promociones para las fechas especiales, como el Día del Padre, el Día de la Madre, etc. Presta especial atención a estas fechas y sácale provecho a los descuentos que ofrecen.

A veces son pequeñas rebajas, del orden del 10% o del 20%, pero en un medicamento caro son oportunidades que no puedes pasar por alto. Si no quieres ir hasta el local, puedes visitar las páginas webs de estas cadenas y así mantenerte al tanto de las numerosas ofertas para fechas especiales.

Camina, camina y sigue caminando…

Sí, caminar es bueno para la salud, y en este caso también para tu bolsillo. Las farmacias más alejadas del centro suelen ser también las más económicas. Pero es cierto que las farmacias del centro tienen descuentos interesantes.

En esto no hay una regla general perfectamente aplicable para cada circunstancia. Por eso deberás caminar y caminar si es que quieres conseguir un descuento importante para un medicamento caro.

Consulta los descuentos en farmacias por Internet

Aunque resulte extraño, tipear en tu buscador “ofertas de remedios en Capital Federal” es una buena idea. Verás que aparecen múltiples páginas con ofertas que, de otro modo, no conocerías. Desde importantes descuentos para Obras Sociales hasta promociones en ópticas, en internet hay de todo y para todos los gustos.

Tanto es así que también debes andar con cuidado. Nunca pidas un medicamento en línea para que te lo envíen por delivery, salvo que sea una firma reconocida y avalada de alguna manera. En internet circulan avisos de todo tipo para conseguir incluso remedios con receta, pero sin receta, claro.

Por más que la oferta sea tentadora, es mejor obtener un menor descuento en un local a la calle. Solo utiliza internet como forma de buscar investigación.